ENG/ESP


Claudio Paniagua nace y crece inmerso en el taller de joyería que dirigía su padre y anteriormente su abuelo, aunque su carrera se desarrolla en la Escuela de Arte. Esta combinación de experiencia familiar y formación artística le permiten componer el particular universo que muestra en su obra. La influencia de diversas doctrinas como la escultura y la arquitectura marcan profundamente el camino conceptual de todo su trabajo, siendo referentes continuos a los que acude de forma habitual. "Para mí es una delicia hacer que el concepto de volumen y espacio que ofrece tanto la arquitectura como la escultura pueda utilizarse para que forme parte de nuestro cuerpo, justo la antítesis a su función habitual". La firma Claudio Paniagua parte de un proyecto artístico personal iniciado a mediados de los 90 y que tiene su consolidación como marca de joyería en el año 1996. Cada una de las joyas, cada colección está diseñada por Claudio y se realiza en su taller. Como premisa fundamental de la firma está considerar la joyería como una disciplina artística y en consonancia con ello la elaboración de cada pieza se hace de forma artesanal con el fin de dotar a todas las joyas de una impronta personal. En esa búsqueda, nos hemos rodeado de un equipo de los mejores artesanos y técnicos del país quienes con su oficio y experiencia en materiales y técnicas a menudo alejadas de la joyería tradicional, aportan un enfoque singular a cada proyecto. Cabe destacar el alto grado de exigencia que se aplica tanto en el concepto como en la ejecución de cada una de las colecciones y proyectos. Para la firma es fundamental que todas las piezas sean un referente en la representación de la imagen personal de cada cliente. En consonancia con este principio y trabajando con la idea de estrechar cada vez más los lazos entre el diseñador y su público la firma también pone a disposición de sus clientes un programa de asistencia personal para la ejecución de piezas absolutamente únicas e individualizadas.


www.claudio-paniagua.net